D&O un seguro imprescindible para pequeñas, grandes empresas y empresas familiares

Los administradores y directivos de las empresas pueden incurrir en responsabilidades como consecuencia de las decisiones tomadas por ellos tanto contrarias a Ley como que infrinjan estatutos sociales, falta de lealtad, fidelidad o deber de secreto.

Esta responsabilidad puede ser reclamada a los administradores y directivos de las empresas tanto por la propia sociedad como por empleados, socios o acreedores.

La inminente reforma de la Ley de Sociedades de Capital que regulará el régimen de responsabilidad por daños de los administradores y que ampliará la tipificación de las conductas desleales, estableciendo obligaciones básicas derivadas del deber de lealtad (deber de secreto, actuación independiente, abstención de voto en caso de conflicto de intereses) y estableciendo las conductas contrarias a ese deber.

Es transcendente la ampliación que hace el proyecto de Ley de la responsabilidad de los administradores a personas asimiladas cuando tengan atribuidas facultades de alta dirección aunque no sean nombrados consejeros delegados.

El seguro de D&O es la mejor herramienta de protección para los administradores y directivos españoles. No es un producto solamente para grandes empresas o sociedades cotizadas si no también para empresas familiares y sociedades de tamaño medio en las que cada vez más sus accionistas e inversores reclaman una gestión social diligente y transparente.

La siniestralidad del seguro D&O alcanza en la actualidad el 34% de las primas recaudadas siendo más del 70% destinados a gastos de defensa jurídica debido a la complejidad de las reclamaciones en las que 3 de cada 4 acaban en los juzgados repartiéndose a partes iguales entre la vía civil y la penal.

Si necesitas que te ayudemos en un siniestro, nosotros podemos asesorarte.

Ponemos a tu disposición nuestro conocimiento y experiencia para asesorarte e informarte de los derechos que te asisten según tu contrato de seguros.