Reclamación de la propia sociedad

Ramón, administrador de una constructora, compra ladrillos a un proveedor por valor de 1 millón de euros.

Los accionistas, ante el elevado precio, consultan el precio medio de mercado, que es de 500 mil euros.

La Junta General ejercitó una acción social de responsabilidad contra el administrador.

En este caso, el sobreprecio de 500 mil euros sería el perjuicio causado por el administrador a la sociedad.

Reclamación en el ámbito laboral

Mohamed, empleado de una empresa de transporte, demanda a la empresa y a varios directivos por vulneración de derechos fundamentales.

Mohamed alega supuesto acoso y tratos vejatorios por razón de raza y de religión, reclamando una indemnización de 30 mil € por daños y perjuicios.

En este caso, fueron absueltos tanto la empresa como los directivos, pagando únicamente la aseguradora unas gastos de defensa de unos 5 mil euros.

Reclamación en el ámbito tributario

Un grupo empresarial dejó inactiva a una filial, olvidando pagar el Impuesto de Sociedades y el IVA de esa sociedad.

La Agencia Tributaria reclamó en primera instancia contra la filial inactiva, sin éxito

Subsidiariamente, la Agencia Tributaria reclamó contra el administrador la deuda tributaria más los intereses de demora.

El administrador no promovió la disolución de una sociedad inactiva, incumpliendo el deber de administrador diligente. El importe total del siniestro ascendió a unos 75 mil euros.

Reclamación en el ámbito administrativo

La Comisión Nacional de la Competencia inicio una investigación y un posterior procedimiento sancionador contra varias sociedades y sus administradores por prácticas anticompetitivas, tras apreciar indicios de acuerdos de intercambio de información en materia de precios y otras condiciones de contratación.

Una de las sociedades implicadas tenía contratado un seguro de RC de administradores y Altos Cargos, lo que le permitió derivar a la aseguradora los importes de los gastos de investigación y de la sanción contra los administradores, que superan los 50 mil euros en total.

Reclamación por responsabilidad concursal

Una empresa que explota un hotel se declara en concurso de acreedores.

El cliente da parte a su seguro de D&O, advirtiendo de posibles responsabilidades del administrador por deudas con acreedores, Seguridad Social y Hacienda.

La administración concursal emitió un informe de calificación apreciando indicios de concurso culpable.

El juez declara el concurso culpable de la empresa y condenó al administrador. La aseguradora pagó los gastos de defensa, así como 400 mil € de indemnización.

Share